jueves, 19 de mayo de 2011

Residencia de ancianos

Mis prácticas de 2º curso comenzaron en el mes de octubre de 2010. Debía realizarlas en una residencia de ancianos durante 3 semanas. La experiencia fué totalmente satisfactoria. Es increible como tan poco tiempo es más que suficiente para llenarte de una carga emocional y un afecto hacia las personas mayores que allí residen. Su fragilidad, y al mismo tiempo su fortaleza, sus experiencias de vida, sus esperanzas, y su energía vital, te contagian de tal modo que, cuando te vas, te llevas una parte de ellos en el corazón. Si miras atrás, ya no quieres marcharte.



Enlace a la página web de la Residencia Solimar Daimús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada